Los Waikerí o Guaiqueríes | Grupos étnicos indígenas de Venezuela

Los Waikerí o Guaiqueríes

Los Waikerí o Guaiqueríes cuyo vocablo significa “hombre”, son un pueblo indígena que habitan mayoritariamente en el Municipio Mariño del estado Nueva Esparta (Isla de Margarita) al noroeste de Venezuela. También hay algunos asentamientos con poca población en las islas Cubagua y Coche.

En la actualidad existen unos 3300 individuos que se identifican como Indio Waikerí. Es una comunidad que se resiste a desaparecer y aun cuando se esfuerzan por mantener sus costumbres ancestrales, éstas han ido disminuyendo poco a poco a través de las generaciones que, cada día adoptan con mayor facilidad las costumbres occidentales.

Los integrantes de la etnia se llaman a sí mismos como “la etnia Margariteña” mientras que a los inmigrantes nacionales y extranjeros le dicen “Navegaos”, que llegaron a ocupar sus tierras, cambiando el modo de vida y explotación de los recursos naturales.

Organización Social del pueblo Waikerí

Los Guaiquerí tienen tendencia a organizarse en sociedades matrilineales. Antiguamente se reconocía solamente la línea descendente materna, hoy en cambio, el individuo puede identificar su descendencia bilateral y reconocer las líneas ascendentes del padre y la madre.

Cuando una pareja se casa, se establece en la casa de los padres de la esposa o se independiza y forma un hogar en las adyacencias de la comunidad. El matrimonio se da preferiblemente entre primos cruzados.

Hasta hace algunas décadas, la etnia estaba guiada por la figura del cacique, que podía ser de ambos sexos, resaltando así la importancia de la mujer en la sociedad guaiquerí. Hoy en día no existe la figura del cacique, pero se recuerda con respeto al último cacique de la tribu conocido como Charaima y a la Cacica “Isabel” madre de Francisco Fajardo, primer mestizo y fundador de Caracas.

Hoy en día, la Comunidad elige un presidente y una junta directiva, estructura parecida al consejo de ancianos de los tiempos prehispánicos, los cuales se encargan de promover las tradiciones culturales, defender sus derechos, colaborar con actividades comunitarias y conservar el patrimonio de la comunidad.

Los integrantes de la etnia son muy solidarios y se ayudan mutuamente cuando alguna familia o individuo presenta cualquier tipo de necesidad. De igual forma, son personas colaboradoras que ayudan a cualquier persona que se encuentre en problemas, en las playas o en el mar.

Principales Aspectos de la Cultura Guaiquerí

Lengua Waikerí

El idioma originario de los Guaiquerí  es la lengua choto maimur, lengua del norte costero venezolano compuesto por la familia lingüística Caribe.

Creencias Religiosas

La población Waikerí posee un sincretismo religioso, una mezcolanza entre sus creencias ancestrales con la católica. El mar es considerada por la etnia como un ente femenino, madre de toda la vida marina que expresa su fertilidad a través de la marea roja. La deidad Guaiquerí está representada por la Virgen del Valle.

Fiestas Tradicionales

Cada 9 de septiembre, el gentilicio Guaiquerí se reúne para rendir homenaje a la Virgen del Valle. Su celebración inicia desde las 5 de la mañana con una peregrinación desde su poblado hasta el santuario del Virgen en el Valle del Espíritu Santo cerca de Porlamar, donde el sacerdote católico celebra una misa.

El Carite y el Mare-Mare son bailes originarios de sus antepasados, quienes bailaban y cantaban en los rituales para agradecer al mar por la pesca que los alimentaba.

En la Pascua, realizan un baile representativo en el que recuerdan los rituales que los Piaches hacían acompañados de las “Guarichas”, doncellas que le acompañaban en el ritual. Para el acto, los bailarines se disfrazan de mujeres y otros de animales. Cabe resaltar que este acto es más como diversión que ayuda a mantener viva la cultura ancestral Waiquerí

Economía

La principal actividad económica de la población Guaiquerí es la pesca. Tanto los antiguos indígenas como la población actual se caracterizan por ser excelentes nadadores y navegantes, que conocen las aguas menos profundas del mar Caribe y por tanto, las zonas de mayor reserva de peces.

Los ancestros construían sus canoas con troncos de árboles de la isla y utilizaban herramientas rudimentarias, arpones, flechas y redes tejidas para pescar. Los indígenas de hoy trabajan principalmente con redes, construyen canoas tradicionales y utilizan motores fuera de borda (donados por el gobierno) para facilitar su labor.

En cuanto a la agricultura es practicada como medio de subsistencia, aprovechando las fértiles de los valles de la isla para sembrar y cosechar algunos rubros como la yuca, el mapuey y el ñame.

Los indígenas conservan el elemento cultural de la reciprocidad, el cual es considerado moralmente obligatorio. No es común la compra-venta entre ellos o con otras poblaciones. Por lo general acuden al intercambio de bienes y servicios, de esta manera, prestan las canoas a cambio de una parte de la pesca, o intercambian pescado por otros alimentos como el maíz, el frijol y el plátano.

Vivienda

La vivienda tradicional de la tribu Waikerí es redonda, construida con paredes de bahareque y techo de palma de moriche. Hoy es posible encontrar algunas viviendas sin paredes, con grandes vigas verticales y horizontales que sostienen el techo, que sirven además para amarrar sus hamacas. En las comunidades actuales, utilizan materiales modernos como bloque o ladrillo para las paredes y láminas de zinc para el techo.

Vestimenta Guaiqueríes

Durante la época prehispánica, el guaiquerí utilizaba solamente un guayuco para cubrir sus partes íntimas, se pintaban el cuerpo con colorantes vegetales para protegerse del sol y para celebrar rituales. Las mujeres se adornaban con largos collares y pulseras elaboradas principalmente con conchas y caracoles de mar.

En nuestros días, la transculturización ha arropado las costumbres tradicionales y tanto hombres como mujeres utilizan prendas de vestir occidental.

Alimentación

La dieta Guaiqueríes se fundamente en los productos del mar, la cual complementan con rubros agrícolas entre los que destacan la yuca, el ñame, la batata, la calabaza y el ají. La sal para cocinar la obtenían de forma artesanal directamente del mar.

La recolección de frutos silvestres como la guanábana, guayaba, mamey, pitahaya, piña y coco; y la caza de conejos, venados, iguanas, palomas entre otros, complementan su alimentación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *