Yanomami: ¿Dónde se ubican? Tradición, rituales, lenguas y vestimenta

etnia Yanomami

La etnia indígena Yanomamo (término original) Yanomamiös o Yanomami, nombre dado por los monjes católicos, se encuentra asentada en territorio venezolano, en las riberas del Rio Orinoco y la Sierra de Parima al sur del estado Amazonas. Constituyen el grupo más numerosos de los indígenas venezolanos.

La región Yanomami está cubierta por bosque tropical, con clima cálido y fuertes lluvias en la época de invierno.

Es una población nómada, cuyos desplazamientos se deben a los cortos ciclos de sus cultivos, dos o tres años aproximadamente. Cuando finaliza la cosecha, la tierra se agota y buscan otro lugar para hacer nuevos conucos y construir su asentamiento provisional.

Organización Social

La comunidad Yanomami se encuentra distribuida en aldeas que alojan entre 40 y 200 individuos unidos por lazos de parentesco, siendo la familia la unidad social fundamental de este pueblo. Para llevar a cabo el matrimonio, simplemente el hombre o la mujer cuelga el chinchorro en la vivienda de su esposa o esposo, según el lugar que hayan escogido como residencia, sin ceremonias especiales.

En cada aldea o familia puede existir un líder (abuelo, padre o hermano mayor) que destaca por su experiencia, habilidad y conocimiento, cuya función principal es la de aconsejar y apaciguar los conflictos internos.

Cada una de las tribus yanomamis es independiente y no existe entre ellos ningún jefe o autoridad. Las decisiones son tomadas en consenso, luego de largos debates en los que todos pueden opinar.

tribu yanomami

Aspectos Culturales más resaltantes de los Yanomami

Lengua

De acuerdo con los estudios realizados a la lengua Yanomami por especialistas, se cree que es un idioma independiente debido a que no se ha conseguido relación con otras lenguas indígenas.

Economía

El pueblo Yanomami no tiene relaciones comerciales con otros pueblos ya que son autosustentables, su vivienda, indumentaria y artículos del hogar son elaborados por ellos mismos con los recursos naturales de su entorno y  la alimentación es igualmente basada en lo que producen, pescan y cazan en su territorio.

Alimentación

Los indios Yanomami son un grupo autosuficiente que produce el 80% de los alimentos que consumen. En sus conucos cultivan distintas variedades de plátano, yuca, ocumo, maíz, mapuey, caña de azúcar, tabaco y algodón. Recolectan frutos silvestres, miel de abejas, insectos comestibles, cangrejos, ranas, serpientes, orugas, huevos de tortuga, entre otros.

La caza y la pesca complementan su alimentación. La cacería es desarrollada en dos formas: la rami, que realizan en un día o una noche cerca de la aldea y la heniyomou, cuando hay una fiesta o funeral, un grupo de hombres se adentran en la selva durante tres o más días. Las presas más cazadas son: lapas, dantas, chácharos, venados, picure, pavas, entre otros. Los cazadores yanomami utilizan un veneno llamado curare para untar la punta de las flechas y cazar con mayor efectividad.

La pesca es practicada en los ríos del Alto Orinoco donde existe una gran variedad de peces como el pavón, cachama, guabina, palometa y caribe. Los instrumentos artesanales de pesca son los anzuelos, extractos vegetales como el barbasco o el timbó, cesta de trenzado ancho e incluso con las manos para alcanzar los peces escondidos entre ramas, barro y hojas.

Creencias religiosas

Los Yanomami son seres muy espirituales que aman y respetan la naturaleza, viven en total equilibrio con ella y toman sólo lo necesario para su subsistencia. Creen en dioses como el Sol y la Luna, en la creación de los Tepuyes y las hazañas del creador Makunaima y su hermano.

Su cosmovisión está presente en todas las actividades cotidianas, expresada y manifestada en los mitos y rituales. Para ellos, todos los seres, piedras, árboles y montañas tienen un espíritu, algunos de los cuales llegan a ser malignos y pueden atacarlos o provocarles enfermedades.

El Chamán de la tribu es el encargado de neutralizar o expulsar a estos espíritus malos, mediante la inhalación de un polvo alucinógeno llamado yakoana, que lo hace entrar en trance y tener contacto con ellos.

Tradiciones y Costumbres del Pueblo Yanomami

Las fiestas y rituales del pueblo Yanomami son manifestaciones de su mitología ancestral. Entre las más resaltantes están La Fiesta del Pijiguao donde se baila y se canta en agradecimiento a la cosecha del pijiguao, una palma autóctona cuyo fruto es muy apreciado por ellos.

El ritual de iniciación de la mujer o la celebración de su primera menstruación es realizado encerrando a la joven sobre un lecho de hojas, sin atavíos y con una dieta estricta. Luego de éste, se hace una ceremonia grupal dando paso a la vida matrimonial de la jovencita.

El ritual de la muerte de los Yanomami es una ceremonia calificada como canibalismo endogámico, debido a que el cuerpo del muerto es quemado y los huesos pulverizados los mezclan con la pasta del pijiguao y carato de plátano maduro para consumirlos. Con este ritual, los indígenas creen que el espíritu del muerto no los molestará, sino que su energía se reintegrará al grupo familiar.

En los rituales yanomamis es muy común el uso de polvos alucinógenos inhalados por la nariz y el uso del tabaco en forma de mascada.

vivienda yanomami
Foto: architizer .com

Vivienda

La familia Yanomami habita en viviendas colectivas llamadas Shabonos, las cuales están formadas por varios paravientos dispuestos en forma circular, creando un gran espacio central abierto llamado haha, en el que prenden una fogata y se reúnen alrededor para comer, elaborar manualidades, conversar y transmitir su cultura a los más pequeños a través de historias, mitos y leyendas. Es considerado un espacio sagrado y ceremonial.

Cada paraviento alberga a una o varias familias y su estructura consiste en un arreglo de palos verticales y una viga horizontal amarrada con bejucos o cuero de animales que sostienen otra estructura de palos, de aproximadamente tres metros de largo, inclinados y cubiertos con hojas de palma o paja formando así el techo. Dentro de estos, cada individuo cuelga su hamaca o chinchorro, su artículo personal más importante.

Indumentaria

Los Yanomami creen que el uso de ropa es innecesario por lo tanto su vestimenta es muy sencilla. Constantemente van desnudos, en pocas ocasiones usan guayucos de algodón como prenda decorativa, el cuerpo pintado con colorantes vegetales, collares, zarcillos y plumas atadas en la cabeza y los brazos.

El hombre usa fibras de algodón en las muñecas, tobillos y cintura, con el prepucio sujeto a la cuerda de la cintura y la mujer madejas de algodón cruzadas sobre el pecho, perforan los lóbulos de las orejas, el tabique nasal y las comisuras de los labios, colocándose flores, hojas o palillos de bambú. Tanto hombres como mujeres cortan el pelo en forma redondeada y se rapan en la parte superior del cráneo (similar a la estructura de sus Shabonos).

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *