Iroqués | Vestimenta, lengua, ubicación y gastronomía

Iroqués

Los iroqueses, se tratan de una confederación de nativos americanos, que se caracterizó por ser muy poderosa. Estos, absorbieron por muchos años diferentes pueblos como resultado de la guerra, también ofreciendo refugios a los pueblos que se encontraban desplazados.

En la actualidad, existen muchas comunidades de origen Iroqués en los Estados Unidos, específicamente en New York, Oklahoma y Wisconsin. Cabe destacar que hubo una serie de comunidades iroquesas que emigraron a Francia desde Canadá en el año 1920, por lo que se pueden destacar colonias de este grupo de nativos en Francia. 

Organización social

La organización social de este grupo estaba conformada por una cultura de tipo matrilineal, es decir que las tradiciones se pasaban mediante las mujeres, es por ello por lo que la familia o el clan estaban centrado en la mujer, por lo que los hijos reciben el nombre del clan de la mamá.

Los nuevos jefes eran elegidos por todas aquellas mujeres sensatas, junto con otras que las aconsejaban. Los iroqueses, podían tener un matrimonio que se podía disolver de forma fácil, siendo aceptado por ambas partes. En el caso de la descendencia de estas parejas, era conocida por toda la comunidad.

Cabe destacar que los iroqueses, no llamaban hijos solo a los suyos, sino que también denominaban así a los hijos de todos sus hermanos, mientras que llamaban sobrinos a los hijos de sus hermanas. 

Idioma

Las lenguas Iroquesas, forman una familia lingüística hablada en América del Norte. Tienen como peculiaridad, que muchas de estas lenguas forman parte de las primeras lenguas autóctonas de los Estado Unidos, en ser dadas por escrito por los colonos europeos.

Economía

Desde el punto de vista económico, los iroqueses eran una mezcla de muchísimas cosas, ya que eran recolectores, agricultores, pescadores, horticultores, y cazadores. En este caso, la agricultura era de forma tradicional un trabajo para la mujer, donde se incluía todo el proceso de mantener, cosechar y cocinar.

Los hombres cazaban más que todo ciervo, sin embargo, a veces obtenían pavos y aves migratorias. Durante el invierno, podían conseguir castor y rata almizclera. Para la pesca, ellos utilizaban redes hechas con fibra vegetal, y obtenían salmón, trucha, perca y pescado blanco. En el invierno no utilizaban redes, sino que abrían pozos de pesca en el hielo.

Costumbres

Estos se caracterizaban por celebrar al año 6 grandes festividades, donde combinaban lo espiritual con las ceremonias, junto a esto lo acompañaban los deportes, el baile y el entretenimiento. Estas celebraciones se orientaban a las estaciones. En el caso del invierno marcaba el comienzo del año nuevo.

Arte

El arte de este grupo se encuentra guardado en cuencos, pipas de arcillas y cerámicas. Donde se muestran mezclas de imágenes de animales, humanas y geométricas. Entre sus diseños se encontraba “La Gran Tortuga”, la cual decían que descansaba sobre América del Norte. En cuanto a los diseños florales, estos se introdujeron en el siglo XVII, debido a la influencia francesa.

Ya para el año 1850, el arte de este grupo comienza a presentar diseños florales en sus gorras, bolsas, mocasines y alfileteros, cada uno de estos objetos eran vendidos a los euroamericanos. Cabe destacar que todo este arte vendido, era considerado por ellos como un sentimiento de victoria. Por otro lado, los iroqueses, se consideraron muy buenos plateros, haciendo una gran cantidad de pendientes, anillos y gargantas.

Tenían la creencia, que el Gran Espíritu era el creador de los animales, plantas, humanos y de esta forma controlar para el bien las fuerzas de la naturaleza. También, creían en Orenda, la cual consideraban una fuerza espiritual que iba a influir en todas las cosas, de la misma forma consideraban que si las personas respetaban a la naturaleza, la Orenta iba a traer resultados positivos.

Cabe destacar que para los iroqueses existían tres tipos de espíritus, estos eran aquellos que viven en la tierra misma, los que vienen sobre ella y por supuesto el que controla a todo el universo siendo el Gran Espíritu.

Religión

Al igual que otros grupos, sus creencias espirituales variaron mucho de acuerdo con la época, sin embargo, de forma general, estos creían en deidades donde se incluía “El Gran Espíritu” y por supuesto las tres hermanas, que estaban conformadas por el maíz, la calabaza y los frijoles.

Viviendas

Las viviendas de este grupo se caracterizaban por grandes casas de tipo comunal construidas de madera, en estas podían vivir de 5 a 25 familiar, de acuerdo con el tamaño que tuviera. Dentro, se dividían en partes unifamiliares, donde se hacía un fuego para 2 familias.

Cada vivienda se caracterizaba por tejer en el tejado una serie de orificios, esto para permitir la salida de humo proveniente del fuego de adentro, y por supuesto estos orificios permitían la entrada de luz y aire.

Cabe destacar, que estos orificios podían cerrarse mediante tejas fabricadas de corteza. Comúnmente, estas viviendas eran muy cálidas por dentro y les defendían de las bajas temperaturas. Estas casas comunales a finales del siglo XVII fueron cambiadas a casas unifamiliares.

Vestimenta

Las mujeres en verano se caracterizaban por ir desnudas, donde tenían cubiertas con un parche las partes íntimas, mientras que los niños desde los 10 a 14 años iban todos desnudos. En las épocas de invierno, cuando las temperaturas bajaban, colgaban en su cuerpo un ciervo y en algunos casos piel de osos.

Los iroqueses, se caracterizaban por tener buenos mocasines, ya que estaban hechos de buenos materiales y eran muy duraderos. Este se caracterizaba por tener una sola pieza, que se cerraba en el talón y en la parte anterior dejando la parte inferior del mismo sin costura.

Todos alrededor de la cintura llevaban un cinturón de cuero, junto con una aleta de ballena y huesos de ballena. Cabe destacar que en el siglo XVII la ropa de este grupo cambió, ya que se introdujo las tijeras y agujas obtenidas por los europeos. Posteriormente en el siglo XVIII, las telas de color azul y rojo, traídas por los occidentales se convirtieron en la tela estándar para los iroqueses.

Gastronomía

A pesar de que los iroqueses se caracterizaban por hacer distintas actividades, la comida la obtenían principalmente de la agricultura. De forma histórica, lo que principalmente cultivaban era frijoles, maíz y calabazas. Cabe destacar, que en verano podían recolectar raíces silvestres, bayas y verduras. Posteriormente con la llegada de los españoles, estos comenzaron a cultivar otros productos, como es el caso de peras, manzanas, melocotones y cerezas.

Con cada uno de estos ingredientes, ellos eran capaces de preparar distintas comidas, como es el caso del pan de maíz hervido y por supuesto la harina de maíz que a su vez era endulzada con el jarabe de arce.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *