Los Jirajaras | Vestimenta, lengua, ubicación y gastronomía

Jirajaras

Los Xideharas, término nativo, Jirajaras o Giraras es el nombre con que se conoció a uno de los grupos indígenas que habitaron gran parte de la región occidental de Venezuela, en lo que hoy conocemos como estados Falcón y Lara.

Entre los territorios principales del pueblo Jirajaras se encuentra lo que es hoy la capital del estado Falcón, Coro; las zonas de Siquisique, Baragua, El Degredo y Sanare en el estado Lara.

Incluso es posible afirmar que algunos grupos de Giraras se movilizaron hacia el Sur de Barquisimeto buscando las montañas andinas de Trujillo en los afluentes del rio Boconó.

Son descendiente de la familia Caribe, muy conocidos por su valentía, al defender tanto sus mujeres que eran muy deseadas por su belleza como su territorio.

Cuenta la historia que eran pueblos aislados que no tenían contacto siquiera con otras comunidades indígenas vecinas como los Ayamanes y los cayones, pues se consideraban enemigos entre ellos.

Organización Social y política

La estructura social básica de los indios Xideharas era la familia extensa de filiación patriarcal, en la que los hijos se llevaban a sus esposas a vivir con su familia.

Todos los hablantes del idioma natal constituían una sola tribu “Los Xideharas”. Con un Cacique a cargo de ella que gozaba de gran prestigio económico y del respeto de su comunidad por ser el hombre mayor entre todos.

Sin embargo, al ir creciendo en número de habitantes, las familias se iban separando del grupo mayor para asentarse en nuevos territorios, con más recursos naturales para la subsistencia. Estos a su vez contaban con su propio Cacique, indispensable en cada aldea.

Aspectos más importantes de la cultura Jirajara

Lengua

La tribu Girara o Jirajara hablaba una lengua independiente llamada Xirahara o Jirara. Tenía afinidad con las lenguas gayones, cuibas, caribe, Arahuaco y yaruro, pero no se puede afirmar que provenía de alguna de ellas.

Es una lengua nativa que se extinguió con su gente aproximadamente a principios del siglo xx.

Actividades para la subsistencia

Los Jirajaras eran un grupo de indígenas que se dedicaban a la agricultura, caza, pesca y recolección de frutos silvestres para su consumo. No intercambiaban ni comercializaban con ninguna otra comunidad indígena.

Cultivaban principalmente yuca y plátano. Cazaban venados, jabalí o cerdo de monte, culebras, lagartos y aves. Pescaban en los ríos y recolectaban toda clase de plantas, frutos e insectos comestibles.

Los hombres se encargaban de la elaboración de lanzas, flechas y arcos para la caza y pesca mientras que las mujeres eran quienes elaboraban cestos tejidos de hojas de palma para el almacenamiento de los alimentos y vasijas de barro y piedra para la preparación de ellos.

Costumbres Religiosas

Eran una tribu politeísta. Aunque no adoraban ídolos, creían en la existencia de dos Dioses hermanos; el mayor, fue quién creó todo de la nada, pero luego destruyó con un diluvio a todos los hombres en castigo por sus pecados.

Luego del diluvio, el Dios menor bajó del cielo a propagar de nuevo el linaje, ya que no había quedado ningún hombre. Se quedó a vivir en la Tierra, siendo el Rey de todos.

Creían también en seres espirituales que estaban en todas partes y a quienes debían pedir favores. Por ejemplo, era muy común hacer el ritual para pedir al espíritu del agua que mandara lluvias.

Por otra parte, estaban los seres espirituales malvados que traían enfermedades, infortunios y desastres naturales al pueblo, incluso la sequía era achacada a estos seres.

Tenían un líder religioso llamado “chamán” o “Piache”, quien realizaba los rituales, hacía predicciones, sanaba enfermedades e incluso aconsejaba y orientaba a quienes le pedían su ayuda.  Era éste quien podía interceder ante los dioses para contrarrestar la acción de los seres malos.

Tradiciones

Entre sus tradiciones, se encuentran los rituales de la muerte, realizados durante los entierros. Eran un pueblo noble y sentimental, por lo que destacaban las demostraciones de afecto y cariño por el ser querido que moría y sus padres, conyugue e hijos que continuaban vivos.

Para los matrimonios, tenían la costumbre de reunirse las familias de los novios, unos días antes de la boda y preparar juntos la ceremonia y el compartir. Así, las familias se dividían los trabajos, unos se encargaban de pescar y otros de cazar.

El día de la boda, el padre del novio debe llevarlo a la casa de la novia; la madre de la novia la lleva a la sala de su vivienda donde a cada uno le es colocado una sarta de Quiripa en el cuello por su respectivo suegro, celebrando así el pacto matrimonial.

Luego se sientan ambos y le colocan al lado un tinajón grande lleno de chicha, para que vallan repartiendo a los invitados. Durante el día, beben y comen de la casería y la pesca.

Vivienda

La vivienda tradicional de los Giraras era una choza larga y angosta construida con ramas y hojas de palma.

Vestimenta

Tanto los hombres como las mujeres Jirajaras andaban casi desnudos. Sólo en ocasiones se cubrían las partes íntimas con guayuco o taparrabos hechos con fibras vegetales de la cocuiza. Los niños andaban totalmente desnudos.

Alimentación

Su alimentación dependía principalmente de la yuca y el plátano que cultivaban en sus labranzas rudimentarias. Con ellos extraían la harina y preparaban casabe (arepas finas) y chicha fermentada.

Consumían la carne asada de los animales que cazaban (puercos salvajes, venados, caimanes, culebras) y pescaban. Su condimento predilecto era el ají y el pimiento para hacer de sus comidas mucho mas apetecibles.

De igual forma, solían recolectar plantas, frutos e insectos comestibles que crecían naturalmente en la zona.

Deja un comentario